FANDOM


En el episodio anterior

El Nido de las Ratas (parte 1)

Ben es encerrado y en la carcel conoce al ser que cambiará todo lo que podría tratarse como puro en él.

Trama

Al día siguiente Ben y Argit estaban afuera en el comedor principal. El oficial había visto el desorden, pero extrañamente no preguntó qué pasó.

Argit estaba hablando con los demás jóvenes reclusos. Todos le tenían respeto, incluso tenía a dos más grande como guardaespaldas. Se encontraba vendiendo cosas que trajo de su último escape.

En su lugar, Ben estaba apartado de todos, ni siquiera había querido comer nada. No hablaba con nadie y miraba pensativamente al suelo. Sin previo aviso, una bandeja con comida se deslizó justo frente de él sacándolo de sus pensamiento. Ben alzó la mirada y vio que allí estaba Argit sonriente.

Argit: No puedo permitir que mi compañerito no coma nada. -Dijo con su voz típica, pero siendo gracioso.

Ben: -Sonrisa fruncida- ¿Ahora soy tu compañero? Pensé que era el "chimpancé sin pelos".

Argit: Ahhh ¿Yo dije eso? -puso cara de asombrado- Ay que mal, debió ser el cansancio que tenía anoche.

Ben: ¡Oh! ¿También tu cansancio hizo que me intentaras atacar....

Argit: Shhhh -le tapó la boca a Ben- prueba esa comida -señaló la bandeja-, es mi preferida ¿Sabes? La comida es lo único bueno que tienen los Plomeros aquí, una vez que la pruebes no podrás escapar de ella. ¡JAAAAA!, JAJAJAJA -comenzó a reírse rodando en el suelo y agarrandose la barriga- ¿entendiste? ¡Escapar! JAJAJAJA, es chistoso porque..porque...¡ESTAMOS EN PRISIÓN! -Se río a carcajadas, pero se detuvo al ver que Ben no. Se levantó del suelo tratando de recuperar el aliento y secándose las lágrimas de la risa.

Ben no se rió, pero le causa gracia ver cómo Argit si.

Argit: Bueno ¡pruébala ya! ¿Qué esperas?

Ben la vio y aunque realmente no tenía hambre, se sintió persuadido. Decidió tomar un bocado. Argit veía con emoción como Ben la probaba.

Argit: ¿Y qué dices?

Ben seguía masticándola hasta tragarla con un poco de dificultad.

Ben: No está nada mal.

Argit: ¿LO VEES? Debes confiar en tu compa, Argit.

Ben se encogió un poco de hombros y decidió comer más. Argit seguía mirándolo.

Argit: ¿Y sabes que es lo mejor de todo esto? -puso una cara algo maliciosa- Que lo que dije anteriormente no es cierto. Nunca nos mantendrán aquí.

Ben dejó de masticar lo que tenía y miró a Argit.

Ben: -Tragó lo que tenía en la boca- ¿Qué quieres decir? -Le dijo con cara de intriga.

Argit sonrió con malicia.

Argit: Sabes perfectamente a lo que me refiero. -Siguió con la mirada maliciosa.

Ben dejó de comer y se levantó de dónde estaba, se quedó mirando a Argit de frente.

Ben: No puedo hacerlo...siento que soy una amenaza, ya mi familia pagó por eso, además el Magistrado está...

Argit hizo una seña con las manos imitando a alguien hablar.

Argit: ¡Despierta chico! Vive en el hoy.

Ben decía que no con la cabeza mientras retrocedía. Realmente se sentía culpable de todo y aunque estaba tratando de calmarse, sentía que así debían ser las cosas.

Ben: Argit yo....no puedo hacerlo. -Dijo bajando la postura.

Argit: Quizás tú solo no, pero quizás tengas una ayudita -señaló al dispositivo.

Ben: ¿Esto? Realmente no creo que apoye hacer eso y... -Ahí mismo comenzó a pitar, como si le dijera que si- ¿Qué? ¿Ahora también tú estás de acuerdo? Es una locura.

Argit no dijo nada, sólo sonrió. Ben frunció el ceño.


Argit se encontraba "hablando" con dos de los guardias.

Argit: Hola, hola... ¿cómo están las cosas por aquí? -Dijo mirándolos a ambos.

Los dos guardias se mantenían rectos, estaban ignorando a Argit o por lo menos eso fingían.

Argit: Oye Salassar, te ves diferente... ¿te cortaste el cabello? -Le dijo al guardia de la derecha.

Ambos seguían ignorándolo. Mientras Ben se alejó un poco a una esquina, miró a ambos lados para ver si había alguien cerca y al ver que no, se puso de cuclillas mirando al dispositivo.

Ben: Sé perfectamente que me entiendes y desde ahora te digo que no creo que sea buena idea esto... -El dispositivo cortó su voz retumbando en su muñeca y levantando la plataforma- ...bien -frunció el ceño y lo activó cambiando a la forma Pyronite.

Argit seguía distrayendo a los guardias cuando se vio a algunos de los reclusos correr y en el centro aparecer Ben/Pyronite.

Ben/Pyronite: Bien ¿ahora qué? -Dijo mirándose. Luego de preguntarse eso, sintió un ligero impulso que lo incitaba a poner las manos en el suelo.

Siguió sus instintos e hizo lo que sentía. De pronto se agrietó el suelo saliendo un poco de lava fresca y trozos fríos. Los guardias corrieron hacia él apuntándole a lo que supo cubrirse con un trozo y tomar uno flotante como medio de transporte. Uno le apareció por detrás a Ben/Pyronite, pero Argit le disparó púas haciendo que perdiera la consciencia; otro de los guardias fue con un arma lanza trampas, pero del suelo salió un chorro de lava haciéndome que una chispa cayera sobre él derritiendo su arma y parte de su ropa a lo que tuvo que correr hacia dónde había agua.

Argit: Hacemos un buen equipo ¿no crees? -Preguntó sin recibir respuesta.

Argit se subió en la plataforma junto a Ben/Pyronite y se marchaban del lugar.


Estando ya a una distancia considerable, Ben volvió a su forma. Argit gritaba y saltaba de felicidad por todos lados, Ben solo estaba un poco encogido y con sus manos en los bolsillos, pero no podía evitar sonreír un poco. Sabía que no era correcto, pero se sintió bien hacer eso, era como un suspiro.

Argit: ¡Si seeeñor! ¿Quién dice que esto es aburrido? -se paró y le dio un golpecito en el brazo a Ben- Argit y su compa Ben, "los imparables". Imagina las carteleras: "los imparables atacan de nuevo" o... "gran banco es saqueado por los imparables" jajaja ¡qué locura! ¿No? - Dijo tomando postura de grandeza.

Ben lo escuchaba y no le agradaba mucho la idea, pero la forma en que Argit lo decía se le hacía cómica. En el caso de Argit, él estaba muy entusiasmado, pero le llamaba la atención la indiferencia del humano.

Argit: ¡Oh vamos! No entiendo porque estás así ¿no viste la cara de esos guardias al verte? Salassar se quería desmayar. Hasta yo quería hacerlo, esa aparición triunfal más la lava brotando del suelo ¡WOW! Estuviste ardiente ¡Ja! ¿Entendiste? ¡ARDIENTE! Y es chistoso porque eras...eras... -Se detuvo al ver que Ben estaba algo amargado y se serenó- Mira chico, si vas a acompañar a Argit, tienes que sonreír como yo. Imagina las fotos, con esa cara no saldremos en los noticiarios al robar el banco más grande de la galaxia.

Ben no le respondió de una vez, seguía cabizbajo.

Ben: Fue divertido, pero esto no devolverá a mi familia ni tampoco lo que alguna vez pude ser.

Argit: ¡Ay por favor, Benny! ¿Ese es el problema? ¿Una familia? Pfff... familia tendrás de más. Vamos, sígueme.

Argit caminó de frente y Ben lo siguió, no era que creía que su familia volvería, pero tampoco tenía a donde ir. Volver con el magistrado tampoco era una opción, si que se metería en problemas. Así que mejor le seguía la corriente a Argit, no había nada que correr.


En la ciudad, escondiéndose entre el alcantarillado, Ben y Argit llegaron a una zona oculta. Era un área donde nadie entraba o por lo menos a simple vista daba esa impresión. Hubo mucho silencio y nada de cuestionamiento cuando moviendo una pared, se mostró una entrada secreta.

Argit: Ya llegamos.

Ben entró junto con Argit y allí estaban, se encontraban en un área grande, húmeda y algo sucia. Estaba llena de varios alienigenas parecidos a Argit: algunos muy pequeños jugaban con objetos que parecían de gran valor; un grupo devoraba lo que parecía ser carroña; otros estaban haciendo luchas y solo salían cuando uno de los contrincantes quedaba gravemente herido.

Pasaban entre esos alienigenas y ninguno los miraba, era como si los ignoraran.

Argit: Sigue el paso, te enseñaré a mi padre, el rey de la familia.

Ben siguió el paso de Argit, pero estaba algo tenso. No estaba seguro, no comentaba nada, pero desde ya se estaba arrepintiendo. Justo en un momento se detuvieron dónde había un gran número de individuos.

Argit: ¡Quítense! ¡Vamos! ¡Háganse a un lado! -se estaba abriendo paso- ¡oye! Quítate del camino -empujó a uno de una patada.

Ben no lo podía creer, todos eran similares a Argit, excepto el ser que estaba frente a él. Era un roedor enorme y gordo con algunos sitios carentes de pelo, pero grandes púas. Ahora si se había convencido de que fue mala idea.

El ser hablaba con todos los que estaban allá, no se entendía nada. Argit dio par de pasos al frente quedando a pocos metros de él y puso las manos en la cintura esperando que lo viera. Poco después sucedió, hubo un silencio total ante la mirada del imponente a Argit.

Rey: Argit...

Argit: Hoola -Puso una mirada retadora.

Segundos de silencio.

Rey: Te dije que no volvieras -Le devolvió la mirada agresiva.

Los demás se pusieron en postura agresiva y caminaban lentamente rodeando a Argit.

Argit: Oye, oye... tranquilo. No vendría ver a mi pá con las manos vacías.

Todos dejaron de acercarse y miraron al rey a ver su respuesta.

Rey: La última vez que te vi te atreviste a robarme directamente a mi.

Argit: Jejeje no es robar si ya era algo robado. -Dijo con risa nerviosa.

El rey contrajo los ojos.

Rey: ¡Acábenlo!

Nuevamente estaba haciendo acorralado, cuando erizó las púas y lanzó varias que hizo caer a varios.

Argit: ¡Eeesperen! ¡Momento! momento... ¿qué no escuchaste lo que te dije?

El rey hizo una seña indicándole a los demás que se detuvieran.

Argit: ¡Gracias! Mi amiguito y yo vinimos en son de paz -agarró a Ben por lo a hombros y lo empujó hacia el frente-

Ben estaba temblando, casi ni se movía, estaba paralizado. Apenas movía los ojos mirando a quienes estaban a su alrededor.

Rey: ¿Tragiste a un humano a nuestra guarida? -Se rascó la barbilla- Hmmm... bueno, ya estábamos cansados de la carroña, están carne es fresca -Tras decir eso, los demás se estaban acercando nuevamente.

Argit: ¡No! -dijo alterado- Jejeje no... -se relajó- no viene a llenar el estómago de nadie, más bien viene a que le llenemos el de él.

Tras decir eso Argit corrió en cuatro patas hacia dónde el rey y se acercó a su oído. Allí le susurró algo. Inmediatamente los ojos se posaron en el dispositivo en su muñeca y hubo una gran sonrisa. Ben respondió cubriéndose la muñeca con su mano derecha.

Hubo unos segundos de silencio...

Rey: Cualquier amigo de Argit, es amigo nuestro. Démosle la bienvenida a este humano. -Rompió el silencio.

Todos allá hicieron una gran bulla y levantaron a Ben por los aires mientras cantaban y se lo llevaban a un lado.

Argit y su padre quedaron a solas.

Argit: Eso era ¿no? -El rey no le respondió a Argit, solo sonrió y puso cara maliciosa sin apartar la mirada del chico.


En la oficina del magistrado, Gilhil estaba haciendo unas llamadas, se había enterado de todo y si que no le cayó bien. El chico escapó y no solo eso, sino además de ayudar a Argit, la gran mayoría de los jóvenes reclusos había aprovechado la situación. Muchos Plomeros estaban apagando el incendio.

Magistrado Gilhil: ¡¿Dónde está el oficial Ingann?!

Plomero/Salassar: No lo hemos visto desde hace rato. De seguro está armando al pelotón de búsqueda.

El magistrado estaba ansioso, caminaba en círculos por la oficina mientras tenía sus manos en la espalda.

Magistrado Gilhil: Es una locura... -Se sentó en su asiento mientras trataba de calmarse.

El plomero guardia salió del lugar dejando al magistrado solo, aunque no duró mucho, ahí mismo entró otro cadete con noticias para él.

Magistrado Gilhil: Dime que tienes respuestas del paradero exacto de Argit y el humano.

El cadete abrió los ojos un poco y suspiró. Realmente no tenía esa información.

Cadete: No señor, vengo para informarle que ya pudimos recuperar algo importante de la cámara satélite dañada. -Extendió una especie de pad hacia el magistrado- Y si le sirve de algo, el humano y Argit fueron visto cerca del vertedero de la ciudad.

El magistrado no hizo mucho caso a lo que dijo, pero se quedó mirando la pad por un momento, ahora mismo no la pensaba tomar pues no era prioridad, sin embargo, llevaba tanto tiempo esperando que por simple curiosidad, aunque no fuera a hacer nada ahora, la tomó.

Se heló por un momento al ver la imagen. Era una imagen muy borrosa, pero había reconocido al ser que se mostraba. Sintió más preocupación que enojo por el muchacho en ese momento.

Magistrado Gilhil: ¡Rápido! Avísele a los demás, necesitaré refuerzos, creo saber dónde están. La vida del muchacho corre peligro.

El cadete no comprendió mucho, pero procedió con el mandado.

Magistrado Gilhil: -Saliendo del lugar- Debí hacer caso a mis inquietudes.


Ben había sido sentado en una mesa algo vieja, había sido bien acomodado. Todos estaban sentados en la mesa donde estaba llena con algunas frutas; una carne de un animal desconocido, pero no era carroña; jugos y agua. Todo estaba en abundancia.

El chico estaba un poco más calmado, no decía nada. De pronto el dispositivo puso la luz roja e hizo el pitido incómodo. Ben lo miró y quería preguntarle qué sucedía, cuando Argit le agarró la muñeca.

Argit: Oye hermano ¿está averiada esa cosa?

Ben: Hmm... no lo sé, lo ha hecho cuando estoy en...

Argit: Escusas, escusas...me suena que no quieres estar aquí y tú mismo lo estás haciendo.

Ben: Eso no...

Argit: ¡Pues vamos! Habrá una fiesta, debes soltarte y relajarte. -Dijo sin dejarlo terminar de hablar.

Al escuchar eso Ben suspiró y trató de ignorar el pitido del reloj. Ahí mismo se escuchó un sonido de alguien golpeando como una copa con una cuchara.

El rey estaba sentado, ocupaba el grosor de la mesa completa. Tenía lo que parecía ser una botella de vino en la mano.

Rey: Hoy tendremos un festín. Hay que celebrar el comienzo de una nueva era. Ya no seremos más desprestigiados ni desvalorados, ahora todos nos temerán -Ahí mismo levantó los brazos y todos allí dieron un gran grito.

Ben no aplaudía, pero estaba sorprendido de verlos a todos tan alegres "¿será por mi?" se preguntaba.

Rey: Y en cuanto al chico... -Ben se sintió algo halagado tras ser mencionado- puedo asegurarle que su sacrificio no será en vano, le daremos buen uso a ese dispositivo galvano. Diviertanse.

Ben se sorprendió ahí mismo. Todos comenzaron a rodearlo y esta vez no había quien lo defendiera. Argit permanecía con cara maliciosa al lado de su padre mientras este abrió la botella de vino y tomó un gran trago.

Argit: Lo siento Benny, no me mal interpretes, me caes bien, pero esto está en mi naturaleza.

Ben estaba totalmente rodeado y justo cuando iba a activar el reloj, una púa grande fue lanzada a su mano derecha lastimándolo. Cayó al suelo y agarraba su mano derecha de dolor. Estaba encogido. Parece que ya era todo, su momento había llegado.

Uno de los individuos portaba un arma blanca y estaba a punto de usarla cuando...el oficial Ingann entró por la puerta.

Oficial Ingann: Cuidado con tocarlo. -cargó el arma.

Una sonrisa se le dibujó en el rostro a Ben. No pensó sentirse tan feliz de verlo, pero no duró mucho. Así como el entró como un héroe, una oscuridad se extendió cuando tras él entró alguien más, alguien que no pensó volver a ver o por lo menos, no estaba en sus pensamientos. Era el alíen responsable de su desgracia...

Alíen cazarecompensas: Vaya, realmente lo hiciste, Ingann. Lograste sacarlo de las instalaciones de los Plomeros.

Oficial Ingann: No lo hubiese podido hacer solo. -Miró a Argit.

Argit: -Chillido de confusión- ¡Ay por favor! Ni siquiera te conozco.

Ingann solo sonrió.

Oficial Ingann: Sabía que si acercaba a Argit al chico, su avaricia lo haría traerlo aquí para encontrar apoyo.

Hubo silencio.

Ben estaba triste, era como si no hubiera esperanzas, estaba pasando por malas. Se preguntaba que había hecho para merecer todo esto. En ese momento reconocía que lo que llamaba malo y falta de vida no era real, ahora si se estaba topando con un infierno. Antes tenía a su familia, personas que le decían que lo amaban y aunque tenía sus situaciones, jamás eran nada igualada a lo que pasaba en ese momento.

Rey: Muy astuto el usar a mi hijo, pero muy tonto el venir aquí.

Todas los roedores se pusieron en alerta y se alejaron de Ben para centrarse en los dos nuevos individuos.

Oficial Ingann: -risa burlona- Vi tus intenciones con el humano y aunque parezca divertido, sería un grave error. Terminar con el poseedor solo terminará con la vida del dispositivo. Digamos que están...muy apegados.

Alíen cazarecompensas: ¿Oíste rata? Deja que los profesionales resolvámos este asunto. -Dijo en tono de burla.

El rey solo se rascó la barbilla sin dejarse enojar por los comentarios y les dio la orden de atacar a sus súbditos. Se comenzó a librar una batalla muy fuerte, pero aunque los roedores eran superados en número los cazarecompensas estaban quitándolos del medio con relativa facilidad.

Ben vio una oportunidad de escape, ellos estaban distraídos. Ahora o nunca pensó, comenzó a arrastrarse fuera del campo de batalla, pero era difícil, él estaba lastimado y tampoco estaba hecho para movilizarse en esa posición. Pensó en que mientras más disimulado iba, más eficazmente saldría, pero se vio interrumpido por un pie sobre su espalda.

Argit: ¿Te vas tan pronto, compa?

Ben trató de safarse, pero fue difícil. Argit iba a dormirlo con una púa pequeña, pero un arma le apuntó. Al levantar la mirada, el alíen cazarecompensas estaba allí. Ingann se había quedado luchando contra los roedores que quedaban.

Argit: -Chillido de sorpresa- ¡Ah! No seamos tan agresivos, las cosas no se resuelven así. Hablemos como personas civilizadas.

Al decir eso, el alíen cazarecompensas levantó una ceja.

Argit: La cosa es que...¡yo no soy civilizado! -Soltó algunas púas a las que el alíen reaccionó casi al instante y pudo defenderse.

Luego de ver que no le hizo nada al cazarecompensas más que hacerlo enojar, Argit trató de huir, pero fue agarrado con una mano por la cola.

Alíen cazarecompensas: Ahora verás...

¿¿??: Debí suponerlo, Ingann.

Alguien más había llegado al lugar. Era el magistrado junto a un pelotón armado. Los roedores (excepto Argit) que quedaban en el lugar al ver las complicaciones actuales y las que vendrían peores terminaron huyendo del lugar quedando solo los Plomeros, los cazarecompensas, Argit y Ben.

Oficial Ingann: Hmmm... ¿cómo lo supiste?

Magistrado Gilhil: Algo a nuestro favor. Al ver una captura tomada por una cámara pude reconocer a Timer, el cazarecompensas más buscado y... recordé quién eras tras conocerlo a él. Sabía que te me hacías familiar. Eres reconocido por infiltrarte, robar información y causar estragos. Graduado de plomero, pero a base de engaños, tu placa fue removida hace mucho.

El oficial Ingann no pudo evitar sonreir.

Oficial Ingann: Mucha memoria magistrado, lastima que será hasta hoy. -Le disparó, pero no dio en el blanco.

Una guerra entre Plomeros y cazarecompensas se desató en ese instantes. Mientras Ben yacía adolorido en el suelo y Argit también (pero él era por el susto y asombro). Ambos estaban uno al lado del otro con una frecuencia respiratoria rápida. No se dirigieron la palabra por unos minutos.

Argit: Benny... -respiración forzosa- ¡debes sacarme de aquí!

Ben: Me engañaste -respiración forzosa- me trajiste aquí para que me aniquilen.

Argit: ¡Claro que no, compa! -respiración forzosa- ...bueno en parte sí, pero es que... -respiración forzosa- no puedo evitarlo ¡soy una rata! ¡no me cúlpes!

Ben: ¿sabes? -respiración forzosa- a pesar de todo aún... -respiración forzosa- me caes bien.

Ben quería conversar más con él y en parte darle una buena golpiza por lo que hizo, pero todo se derrumbó cuando vio que el magistrado fue impactado por un tiro en el hombro izquierdo. Este cayó y parecía estar inconsciente.

Timer, el cazarecompensas, apuntó con el arma para destruirlo. Esa escena hizo que Ben recordara lo sucedido hace par de días, allí estaba él y allí estaba alguien serio a punto de perder la vida en manos de ese asesino. A pesar de su herida en el brazo derecho y sus sentimientos inutilizantes, se levantó con fuerza y activó por si solo al dispositivo. Se transformó en una criatura cuadrúpeda con pelaje naranja aparentemente carente de ojos.

Ben transformado en un Vulpimancer dio un rugido que hizo temblar el lugar. La atención de Timer fue llamada y ahora veía al chico/Vulpimancer caminando hacia él con una postura de amenaza. Eso lo hizo olvidar al magistrado y centrarse en lo que venía.

Ben/Vulpimancer corrió hacia él mostrando sus dientes y así mismo Timer sacó unas cuchillas dobles y corrió en dirección al chico. El impacto fue fuerte, Ben estaba siendo herido, pero parecía no sentirlo, en su lugar dio dos mordida se potentes que debilitaron al alíen. De un momento a otro lo tomó por la cintura, lo sacudió estando en su hocico y lo lanzó a gran distancia. Timer estaba inconsciente

Los Plomeros estaban teniendo un poco de problemas con Ingann. No era tan ágil como Timer, pero sabía manejar muy bien las armas.

Ben/Vulpimancer se acercó al magistrado para ver la gravedad del asunto. No estaba inconsciente y respiraba, pero se ve que estaba gravemente herido, necesitaba ayuda y rápido. Quería huir del lugar, en su travesía con Argit causó muchos estragos y posiblemente fuera sancionado gravemente, pero también le preocupaba el magistrado. No llevaba mucho conociéndolo, pero se veía buena persona, parecía que había ido allí a salvarlo y ahora estaba lastimado por eso. Un sentimiento de culpabilidad inundó a Ben, sentía que este hombre pagaba esto gracias a él. Iba a tomar la decisión pero ahí mismo Argit se subió en el lomo de Ben/Vulpimancer y comenzó a darle con los talones como si fuera un caballo.

Argit: Arre, arre ¡Escapemos de aquí hermanito! -Dijo con ánimo.

Ben/Vulpimancer estaba un poco decaído y vocalizaba algunos sonidos bajos parecidos a quejas.

Argit: Espero que aún no estés molesto por lo de hace un rato ¿eh compa?

Ben/Vulpimancer pareció ignorar lo que él decía, en ese momento no pensaba en nada de eso, estaba muy preocupado por el magistrado. Argit se dio cuenta de que la incomodidad no era con él y eso le dio un alivio. Tampoco estaba atento a la situación de Gilhil.

Argit: ¿En serio te preocupas por él? Ay Benny, Benny...la gente muere a diario. Eso es parte de la vida. -Dijo con desinterés de la situación.

Ben/Vulpimancer quedó pensando un momento e iba a marcharse, pero luego se detuvo y le gruñó un poco a Argit en señal de que se bajara de su lomo. Este lo hizo y mantuvo silencio. Este tipo de conducta era extraña para él, le intrigaba, pero a la vez sentía incomodidad por Ben, sabía que la única manera de escapar de allí era con ayuda de él y le preocupaba el tiempo que se perdía el tratando de salvar al magistrado.

Argit: ¡Compañero!...

Ben/Vulpimancer lo ignoró y con su hocio cargó suavemente al magistrado para llevarlo fuera de allí. Argit se quedó detrás de él. Aprovechando todo salió del lugar con el magistrado en su hocico.

Plomero: ¡Allá! El humano trata de vengarse del magistrado.

Ben frunció el ceño al escuchar eso. Por otro lado, Argit no pudo evitar burlarse.

Todos los Plomeros miraron al mismo tiempo. Ingann también miró, no se había percatado de nada, buscó a su compañero quien estaba aún tendido en un lado y ahora tenía la situación de que el chico escapaba del lugar. Quería correr para detenerlos, pero no podía, los cadetes estaban muy a la defensiva.

Al salir del lugar corrió, queda dejarlo en un lugar seguro, pero no conocía a ninguno. A las afueras del alcantarillado lo colocó en el suelo. Ahí mismo se destransformó. Se acercó a él para ver cómo seguía. Aún estaba consciente.

Ben: Por favor no te mueras... no era mi intención que esto pasara. -Comenzó a llorar un poco.

El magistrado movió la cabeza para verlo, lo estaba escuchando, pero no podía responder. En su lugar movió una mano para ponerla en el hombro del chico.

Ben vio eso y sintió un ligero alivio. Ahí mismo vio que uno de los cadetes también había salido del alcantarillado armado. Sintió que esa era una esperanza, hizo ruido para que este cadete lo identificara y corriera hacia él. Cuando sucedió se dio la tarea de huir, pero no se alejó mucho hasta ver que realmente el magistrado había sido visto.

El cadete lo vio tendido allí y se olvidó de Ben. Por su comunicador pidió ayuda. Luego de eso, el chico no esperó a que llegaran, solo huyó del lugar. Argit nunca se despegó de él.


Habían pasado tres días del acontecimiento. El magistrado estaba ingresado y recuperándose. Desde la distancia Ben lo observaba diario y era un alivio ver cómo se recuperaba.

Argit se había alejado un poco, de vez en cuando se le acercaba a Ben y este lo aceptaba, pero se mantenían a distancia.

No había vuelto a ser perseguido por los cazadores. Se enteró que Ingann al final fue derrotado y capturado, pero que Timer escapó.

No todo fue bueno, aún creían que Ben fue responsable de las heridas del magistrado por lo que ahora era buscado no solo el asunto de la Tierra y el incendio de la prisión que terminó liberando a los reclusos juveniles, sino también por la condición del magistrado.


Presente

Había sido un desastre ese encuentro entre Ben y Argit, jamás pudo separarlos después de eso. Ben podía mantener su distancia, pero siempre lo ayudaba en una que otra cosa aún siendo que este lo engañaba constantemente.

El magistrado se había quedado mirando a Ben, quien se mantenía sentado con los brazos cruzados sin hacer contacto visual.

Magistrado Gilhil: Tienes buen corazón chico, me lo demostraste esa vez cuando salvaste mi vida e innumerables veces más, pero esa amistad con Argit ha sido muy tóxica para todos.

Ben: Él me buscó, no yo a él. -Dijo con voz algo baja.

Magistrado Gilhil: Y tú lo seguiste aún él te dijo que vieras contrabando.

Ben no respondió, solo suspiró fuerte y volteó la cara lejos del magistrado.

El magistrado se acercó a él y le quitó las esposas.

Magistrado Gilhil: Puedes irte muchacho, pero la próxima vez tomaré carta en el asunto.

Ben se sobaba sus muñecas mientras miraba al magistrado. Hizo un movimiento con la cabeza en señal de "ok". Se acercó a una ventana e iba a activar el dispositivo cuando el magistrado le hizo una observación.

Magistrado Gilhil: Otra cosa... -hizo una pausa mientras dio tres pasos cerca de Ben- debes alimentarte mejor, te veo más delgado y pálido.

Ben lo miraba con el rabillo del ojo mientras lo escuchaba. No le dijo nada, pero dio un suspiro profundo. Realmente había perdido el apetito y no comía igual.

Terminó por transformarse en un Aerofibio y salió por la ventana.

Aliens

  • Pyronite
  • Vulpimancer

Personajes

Principales

  • Ben
  • Argit
  • Magistrado Gilhil

Secundarios

  • Cadete/Salassar
  • Cadetes Plomeros

Villanos

  • Rey roedor
  • Hermanos de Argit
  • Timer
  • Oficial Ingann
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.