FANDOM


Dulces sueños
[[Archivo:{{{image}}}|200px]]
Información:
En Inglés Sweet Dreams
Serie Ben 10: Team Element
Episodio N° 10
Temporada Segunda
Episodio anterior La estampida
Episodio siguiente Ninguno


Perdón la demora(? Aquí está el nuevo episodio. Para este capítulo quise intentar algo diferente a lo que estoy acostumbrado a escribir en la wiki, para de esta forma darle un toque más personal al mismo. Dicha diferencia que creo que la notarán a simple vista así que no es necesario explicarla(? Espero lo disfruten.

Trama

Opening Team Element

Opening Team Element

El mismo sueño de siempre. Ese recuerdo que golpea mi cerebro todos los días y me obliga a despertarme sin olvidar mi objetivo. El tirano líder de la raza enemiga exiliándome de mi planeta y alejándome de mi familia, obligándome a adaptarme en un planeta desconocido a una vida que desconocía, la vida terrestre. Vida que al principio acepté sin más, pero que con el pasar de los días abracé como mía y me hace poder decir que soy un terrario más. Despierto, a la misma hora de siempre. Ese recuerdo parece estar programado para aparecer a la misma hora todos los días y consigo despertarme sin necesidad de un despertador. Miro el reloj de mi habitación y compruebo exactamente eso, son las 09:04 de la mañana; es una extraña habilidad que me dio este planeta.

Me quedo recostado en la cama unos minutos y cruzo mis brazos por detrás de la cabeza mirando el techo. Entre cierro los ojos unos segundos como todos los días para hacer tiempo. El recuerdo me obliga a despertarme. Miro el reloj, son las 12:58. Me levanto exaltado, nunca había ocurrido esto. Salgo de la cama y me visto. Me siento en la cama para agarrar el calzado y es cuando lo noto, un pequeño vapor purpúreo saliendo de mi nariz, pero sin llegar a esta, simplemente rebotaba cerca de mis fosas nasales como si una pared invisible la detuviera. Reconozco que es parte de mi control en el aire. Me concentro eliminando esa pared e inhalo una minúscula cantidad de ese vapor y enseguida siento mis párpados caer como si fueran plomo. Golpeo mi pecho y uso mi control del aire para expulsar el vapor y alejarlo de mí. Al instante comprendo que eso es lo que provocó que me quedara dormido.

Me coloco el calzado y salgo de la habitación. No fue necesario caminar demasiado para darme cuenta que no era el único afectado, al salir vi varios Plomeros tirados en el suelo. Me acerqué a unos cuantos para comprobar que solo estaban dormidos y por suerte simplemente era eso. Recorrí las habitaciones de todos mis compañeros y todos estaban dormidos, a diferencia de mi que había conseguido despertarme en la mañana, ellos parecía que habían continuado durmiendo desde que se acostaron por la noche. ¿Habrá sido un ataque? Me pregunto y corro hacia la sala de seguridad.

Al entrar veo a los Plomeros dormidos. Empiezo a rebobinar todas las grabaciones y noto que 78 minutos después de acostarnos, los Plomeros en guardia comenzaron a caer del sueño pero solo era eso, nadie había ingresado a la base, ni nadie salido, los presos estaban igual de dormidos. No era un ataque, así que la causa debió haber sido otra. ¿En la ciudad habrá ocurrido lo mismo?

Voy a mi habitación y tomo mi traje, luego salgo a la superficie a comprobar mi punto y en efecto, la ciudad estaba totalmente detenida. Las pocas personas que se encontraban en la noche durante la situación, estaban dormidas. Creo que mi traje no será necesario, nadie puede verme usar mis poderes… salvo por las cámaras de seguridad puestas hace días para captar a los peculiares en el acto. Será mejor mantener un perfil bajo. No… si despiertan y ven las cámaras verán que hay una persona que estuvo caminando y sospecharan. Será mejor usar mi traje.

Miro uno de los relojes en la vereda; ya son las 14:33. No importa a donde vaya todos están durmiendo. Cuadras atrás saqué a una familia de un vehículo que había chocado contra otro que estaba estacionado. Al parecer el vapor adormecedor actuó al instante y la mujer no pudo controlar el vehículo. Por suerte están sanos, al parecer no hay víctimas a causa de esto, gracias a que ocurrió por la noche, de haber sido en el día estaría contando otra historia.

Me siento en un banco y comienzo a analizar la situación. Algo tenía que haber causado esto. Muevo mis manos en remolino frente a mi nariz y logro acumular una gran cantidad de vapor púrpura. Lo miro mientras se desvanece. ¿Qué eres? Si supiera usar la tecnología de la base podría analizar el vapor pero no puedo. Quizás sea un experimento fallido o algo provocado por un desecho químico de la planta. ¡Pero en Bellwood no hay planta química! ¿Esto estará ocurriendo en todo el país? ¿En todo el planeta? ¿Será una invasión secreta de Nemuinas? Muchas preguntas. Me recuesto en el respaldo del banco, suspiro y miro al cielo. Entre cierro los ojos para pensar pero los abro a los segundos. En el momento que me relajo inhalo el vapor y puedo quedarme dormido otra vez, necesito estar despierto. Me pongo de pie y continúo caminando.

Ya son las 15:00. Ayer el equipo se acostó aproximadamente a las 23:15, así que a las 00:33 ocurrió el ataque. La civilización lleva dormida aproximadamente 15hs. Calculo que tengo cinco horas más para descubrir que está ocurriendo o muchas personas tendrán complicaciones por deshidratación tomando en cuenta que la gran mayoría bebe agua mucho antes de acostarse a dormir. Todo es estimado, ya que actualmente la deshidratación podría estar afectando a alguien. Comienzo a correr con desesperación. Por mi cabeza pasaban los rostros dormidos de todos mis compañeros. Si no hubiese asumido esta vida podría estar más centrado, pero no puedo. Si mi padre me viera diría que me ablandé demasiado, y tiene razón. Los humanos son diferentes. Son más apegados, más cariñosos que nosotros y se dejan llevar por las emociones, tal y como me ocurre ahora, preocupándome por personas que conozco hace poco impidiéndome pensar con claridad lo que tengo que hacer, solo estoy aquí, corriendo sin rumbo, mirando a todos lados pero sin razonar, queriendo que mi yo de hace semanas regresara y solamente recordando que quizás ayer en la noche vi por última vez los ojos de Fana abiertos. Me detengo de golpe y caigo arrodillado al suelo. Mierda.

- Te aconsejo que no cierres los ojos o vas a terminar tomando una siesta

Una voz desconocida me abofetea los oídos y levanto la cabeza. Miro a todos lados y veo por encima de mí, en el techo de la casa que estaba a mi lado a cuatro personas jóvenes. ¿Eso que veía era esperanza?

Me pongo de pie y el cuarteto desciende por una enredadera al costado de la casa. Se acercan a mí y los visualizo con más claridad. Eran tres chicos y una chica. Uno de ellos tenía un aspecto un poco desalineado y débil, como si estuviera enfermo, y otro de ellos, el que iba adelante parecía ser una especie de líder.

- A juzgar por tu disfraz, intuyo que eres del equipo de Ben 10 – dijo el líder, sonriendo

- Sí. ¿Cómo es que están despiertos? – pregunté con el deseo de que me dijeran que tenían la cura para el sueño

- De la misma forma que tú, controlamos el aire

Estaba equivocado. Esa luz de esperanza que creía haber divisado se había apagado. No tenían un antídoto, simplemente era casualidad, una cruel obra del destino.

Destino, aquel cruel camino que me envío a este planeta y me hizo conocer personas que me transformaron en lo que soy. Destino, esa jugada del universo que me llevó al centro comercial cuando Fana estaba ahí. Destino, esa obra del azar que hizo que sea el único en mi equipo en permanecer despierto ante este ataque. Destino, la fuerza que hizo que nosotros cinco nos reuniéramos aquí.

- Los conocí hace unas horas a cada uno de ellos haciendo lo mismo que supongo que haces, buscando respuestas

No tardé en deducir que a todos nos unía lo mismo, el aire Nada especial, ellos simplemente purificaban el aire inconscientemente como yo y por eso no se veían afectados por el vapor.

- Un gusto, soy Mack – me dice el líder

- Yo soy Luis

- Yo Estefanía

- Yo… soy Luka – mencionó entre suspiros el chico que parecía enfermo

- ¿Qué te sucede?

- Mi… habilidad de aire… no… no es completa… yo…

El chico, Mack, le pide que se detenga con su mano.

- Ellos no controlan el aire de forma completa, pero de igual forma pueden evadir el efecto de sueño, excepto Luka. Él puede volar, debido a que solo puede controlar el aire con sus pies y el controlarlo tan lejos de su nariz evita que pueda

- Purificar el aire – acoto – Él se está esforzando por mantenerse despierto

Pobre chico, quién sabe cuánto tiempo lleva así y cuanto más aguantará. Destino, cruel destino, el que lo hizo inmune al sueño solo para mantenerlo en sufrimiento constante.

- Te excluiste al decir que ellos no controlan de forma completa. ¿Tú lo haces?

- Sí, controlo el aire de forma completa. No sé por qué, pero me alegro, he podido escapar de los Uniformados varias veces

- ¿A dónde se dirigían?

- Íbamos camino a rescatar a los peculiares. No sé a dónde los llevan, pero cuando los capturan los llevan en esa dirección – exclamaba Estefanía - Creímos que el destino nos juntó para liberarlos ya que somos los únicos despiertos. Ningún uniformado o acorazado podrá hacernos algo

Ja, destino, nuevamente apareces como tangente en mi vida, engañando a inocentes y llevándolos por un mal camino. Quizás por eso nos reuniste aquí, para que los guíe. Que cruel eres. Yo no soy un líder. No puedo guiar a nadie ni proteger. No puedo evitar que se sacrifiquen por mí. No puedo hacerle frente a mi enemigo ni evitar que tomen la corona. No puedo, no yo, no ahora. Mi yo anterior podría, pero no yo. Por favor, regresa.

- ¿Qué dices? ¿Te unes a nosotros en esta cruzada libertadora? – me dijo Mack

- No. Necesito encontrar la forma de despertar a todos

- Nosotros pensábamos hacer lo mismo, pero luego de sacar de donde estén a los apresados

- No lo entienden. Ya hice los cálculos y estimo que quedan menos de cinco horas para encontrar la solución antes que la deshidratación comience a dañar a las personas. Van a necesitar más de cinco horas para liberar a todos los repudiados de la Ciudad Fantasma y si lo hacen, será esfuerzo innecesario pues si no despiertan, morirán

Los cuatro chicos se miran dudosos.

- ¿Qué es la Ciudad Fantasma? – pregunta consternada Estefanía

Rayos. Dije algo que no debía decir. Esto no me deja pensar con claridad.

- Es a donde iban a llegar si seguían hasta las afueras de Bellwood. Ahí tienen cautivos a los repudiados

- ¿Los tienen en una ciudad? – preguntó Luis

- Es una cárcel con forma de ciudad. Al llegar verás una ciudad inhabitada rodeada por un muro pero los demacrados edificios no son hogares, son celdas

- Oh

- ¿Tienes alguna idea de cómo despertar a todos? – consultó Mack cortando la conversación

- No…

- Será mejor movernos, entonces

Noto como el sol va bajando. Ya son las 16:21, el tiempo corre y nosotros contra él. Hemos revisado hogares, hospitales y laboratorios conocidos. Nada. Vamos sin rumbo contra una pista invisible. Buscando ser los héroes de algo que no tiene villano que derrotar.

Mack se comporta como un buen líder, dándonos ideas y diciendo que hacer. Confirmo que tenía razón y esto no es para mí. Alguien como él debería estar en mi lugar, no yo. El equipo necesita a alguien que pueda mantener la mente en blanco y centrarse en el objetivo, no alguien que se ahogue en sus pensamientos y pierda el rumbo. Mack es así, es el indicado.

Ahora me siento un usurpador. Pasan los minutos y mientras menos tiempo nos queda más me convenzo de que Mack es quien debería estar acá y no yo, yo solo tuve la suerte de que me encontraron antes que a él.

Destino, cruel destino, me trajiste a este mundo solo para que me dé cuenta de que valgo menos de lo que creí. De haber estado él en mi lugar, de seguro Fana no tendría que haberse sacrificado para que no me capturaran. Él mismo lo dijo, ha escapado de ellos varias veces, yo solo lo hice una vez y fue gracias a mi cobardía ante el sacrificio de alguien más. Destino, fuerza del caos que me quiebra por dentro.

- Llegamos, es esa de ahí – dijo Luis

- Entremos – profesó Mack

Nuestra última opción, la última comisaría de la ciudad. Ya son las 17:00, si la solución no está ahí dentro, habremos fracasado.

La comisaría se ve igual que las anteriores; policías que hacían su trabajo en el turno nocturno, durmiendo. Continuamos recorriendo el lugar buscando la más ínfima pista de que la solución está ahí. Observo a Luka, cada vez está peor, Mack no parece notarlo, siento que hay algo más en su mente así que no quiero molestarlo. Me acerco a Luka y paso uno de sus brazos por mis hombros para ayudarlo a caminar.

- Gracias – me dice antes de un bostezo

Llegamos a una sala. Uniformados. Tres Uniformados dormidos en el suelo y un acorazado sentado en una silla durmiendo. Entre los uniformados hay una mujer adulta y dos niñas chicas durmiendo. No necesito deducirlo, dos de ellas son privilegiadas y llevan a otra por haberlo ocultado. Miro el rostro adormecido de las niñas y noto que la mayor no debería tener ni 17 años aún, son chicas, pasando por tanto dolor. Que cruel es el ser humano.

Miro a Luka y continuamos caminando. Buscábamos algo relacionado a purgadores y repudiados pero ellas tres no parecen ser la causa del problema. Observo el rostro de Estefanía, Luis y Mack. Pero no analicé sus sentimientos, estaba tan convencido de la franqueza de todos que decidí voltear para reanudar mi búsqueda.

- ¡Mack, no!

Lo último que escuché antes del disparo. Voltee a ver y vi como Mack empuñaba un arma de fuego y acababa de dispararle en la cara al acorazado. Le disparó a uno de los uniformados, luego al otro y conseguí usar mis poderes antes de que asesinara al último. Con un torrente lo empujé contra la pared y soltó el arma.

- ¿Qué crees que haces? – nos dijimos con odio al mismo tiempo

- Liberando a tres personas inocentes

- Salvándole la vida a alguien inocente

En esos segundos había olvidado que Mack tenía poderes y perdí la concentración. Él utilizó mi movimiento y me quitó de encima empujándome contra la otra parte de la sala. Volvió a agarrar el arma.

- Llevo semanas escapando de ellos y hay quienes no tienen oportunidad. Terminan pudriéndose en esa Ciudad Fantasma. Si no aprovechamos esta oportunidad que se nos dio para liberar a los más débiles. ¿Para qué estamos despiertos?

Al chocar contra la pared golpee mi nuca y todo me da vueltas, pero consigo levantarme.

- El destino nos dio estos poderes y él decidió que nos quedáramos despiertos. ¿No lo entiendes? Fuimos elegidos para ser los héroes que salven a todos. Tenemos el poder, debemos usarlo

- ¿Cuándo tomaste ese arma?

- Cuando fuimos a la primer comisaría la tomé de uno de los policías

La verdad me golpeó como un balde de agua fría. Mack nunca nos guió para encontrar la cura, nos guió para sus beneficios.

- Hemos estado yendo a todos los lugares que dijiste, no porque quisieras ayudar a despertar a todos, sino porque querías sentirte un libertador matando a personas que capturan privilegiados

- Ellos nos odian

- ¡Tú no sabes si nos odian! Tu solo los ves llevándose gente, ¿nos odian? Claro que nos odian, yo lo viví en persona, pero estoy seguro que no todos son así, ellos quizás solo seguían órdenes

- Han arruinado familias

- Acabas de matar tres personas, te acabas de transformar en lo que ellos tanto temen de los peculiares. ¿Cómo te hace sentir eso? Darle la razón a los que tanto odias. Y encima dices que ellos arruinan familias. ¿Les preguntaste si tenían familia? Probablemente acabas de arruinar tres familias en menos de 30 segundos. ¿Qué te hace diferente a ellos?

- El libre albedrío que me dejó el estar despierto

- Bueno, creo que es hora de que tomes una siesta

Y ahí estaba yo, enfrentándome a quién segundos atrás consideraba mejor que yo. La presión me estaba matando y ya no sabía lo que hacía, me estaba dejando llevar por la adrenalina.

Mack me lanzó un torrente de aire que logré evadir pero se lanzó a mi ataque. Comenzamos a esquivar y golpearnos mientras Luis, Estefanía y Luka nos miraban petrificados sin saber que hacer.

Esta pelea me estaba haciendo perder el tiempo. Aún no puedo creer que dentro de todo el caos que es mi cabeza en este momento, aún pueda pensar con claridad ciertas cosas. Necesito terminar con esto ya.

En una oportunidad conseguí golpear con una patada el pecho de Mack y empujarlo con aire lejos de mí, pero volvió a empuñar el arma, me apuntó y disparó.

Ya había decidido que ese era mi momento de decir adiós. Tantas horas desperdiciadas para que finalmente las personas que me acogieron aquí muriesen en un profundo sueño porque fui superado en agilidad e inteligencia por alguien mejor que yo.

- ¡Luka!

Escuché el grito al unísono de las otras tres personas en la habitación y abrí los ojos. Luka estaba parado frente a mí. ¿Será posible? ¿Mi ineptitud había cobrado la vida de alguien más? ¿Nuevamente alguien se sacrificó para defenderme? No de nuevo, por favor, no, no, no, no, por favor

- ¡NO! –Grité con odio

Me arrodillé en el suelo justo para agarrar el cuerpo de Luka que cayó hacia atrás. Lo reposé en el suelo y vi sus ojos entre cerrarse. Luis y Estefanía se arrodillaron enseguida. Mack vino corriendo pero al ver que todavía sostenía el arma lo lancé contra la pared con un torrente de aire haciendo que soltara el arma y recién ahí le permití acercarse.

- ¿Qué pasa? ¡No entiendo! ¡No estás herido! ¿Por qué te pusiste delante de mí? ¿Cómo estás? ¿Qué te duele?

Las preguntas ametrallaban mi cerebro impidiéndome otra vez pensar con claridad. No sabía qué hacer. Nuevamente, eres un inútil.

El destino me puso aquí solo para verme sufrir. ¿Qué quieres de mí? ¿QUÉ QUIERES DE MI?

Luka levantó tembloroso su brazo derecho y señaló el suelo delante de nosotros y todos volteamos a ver. La bala que Mack me había disparado estaba en el suelo aplastada como si hubiese chocado contra algo. Ahí comprendí.

- ¿Tu lo hiciste, no? Conseguiste concentrar tus poderes en una pared para protegerme

- No entiendo, ¿qué le pasa? – preguntó Luis

- Eres un chico inteligente, Luka, todo un héroe. Nunca lo olvides

Luka cerró los ojos definitivamente.

- Luka gastó todas sus fuerzas haciendo una pared de aire que repeliera el ataque de la bala y quedó demasiado agotado como para seguir luchando contra el vapor, el cual actuó al instante. Luka ahora está durmiendo como todos – le contesté a Luis

Observé el rostro catatónico de Mack.

- No.. ¿no murió?

- No – le respondí con odio – porque fue más rápido que cualquiera de nosotros. Tienes suerte de no cargar con la muerte de otro inocente en tus hombros

Mack se puso de pie desesperado, agarrándose la cabeza.

- Lo siento, lo siento, lo siento. ¿Qué hice? ¡Perdón! No estaba pensando con claridad. Me dejé llevar por el odio… yo.. yo..

- Eres un idiota

Y yo también.

- Ya son pasadas las 18:00hs, nos quedan menos de dos horas para encontrar una solución a todo esto. El tiempo corre y finalmente tengo una idea

Ver a Mack quebrado luego de sus actos me hizo comprender que si él no era el indicado para encontrar la solución debía ser yo, y pude concebir una idea.

Luis y Mack cargaron a Luka hasta la calle siendo seguidos por Estefanía. Miré a los oficiales que perdieron la vida y no volverán a ver a sus familias. Les cerré los ojos con mi mano y le recé a mis dioses para que sus almas vayan en paz. Luego me dirigí a la calle con los demás.

- ¿Qué hacemos? – me preguntó Estefanía

- Lo primero será dejar a Luka ahí, en ese banco. Será un contratiempo

Mack dejó a Luka sentado en el banco y regresó con nosotros.

- Cuando la pared de aire que Luka hizo se desvaneció vi como se formaba mucho vapor en el lugar. Mi idea es amplificar eso. Necesito que todos nos concentremos y hagamos una gigantesca pared que condense tanto vapor que podamos ver desde que lugar proviene

Y así fue. Los cuatro concentramos nuestros poderes y comenzamos a ver como todo el vapor de la calle comenzaba a condensarse en un humo púrpura hasta abarcar todo el vapor de la calle y poder divisar con claridad desde donde venía.

Cuando perdíamos el rastro volvíamos a hacer lo mismo hasta llegar al lugar de la causa, una casa.

- ¿Es ahí? - Eso espero. Es nuestra única esperanza – le contesté a Luis

Los cuatro entramos al hogar, cautelosos. Era de dos plantas y al observar que nada ocurrí fuimos a la siguiente. Observamos todos los dormitorios y Estefanía encontró el problema en una de las habitaciones. Todos fuimos corriendo y encontramos lo que nos estaba dando problemas.

- Un privilegiado – mencionó Luis

- No es un simple privilegiado. Es uno que controla el aire, como nosotros

- Pero está durmiendo

- Y creo que así se va a quedar

Estaba cubierto de flores. Sea cual fuere la razón, la explosión había fusionado su cuerpo con el de plantas y lejos de darle poderes relacionado a ellas, le dio poderes de aire.

- Sus poderes de aire han mezclado el aroma y propiedades de todas las flores que lo cubren en un olor mortal para todos provocando que se duerman, incluso con él

- ¿Y si lo despertamos se acabará todo?

Me acerqué al hombre y los otros me siguieron.

- Tiene ojeras profundas. Creo que sabía lo que provocaría y ha decidido mantenerse despierto todo este tiempo para evitar un desastre pero su cuerpo no resistió tanto y por eso esto ocurrió hoy

Cruel destino que puso a este hombre en el lugar y momento equivocado y lo obligó a vivir en una eterna tortura de insomnio.

- Ch..chicos

- ¡Luis!

Luis había sido alcanzado por el fuerte poder adormecedor que había en la habitación y enseguida lo siguió Estefanía. Ambos estaban dormidos.

- ¿Qué hacemos? – preguntó Mack confundido

- No podemos despertarlo, tarde o temprano volverá a ocurrir lo mismo. Hay que alejarlo de la ciudad lo más pronto posible

- Pero alejarlo no servirá de nada. A donde vaya seguirá esparciendo su vapor adormecedor

- Tienes razón. Entonces hay una única cosa que hacer sin matarlo. Encerrarlo

- ¿Cómo?

- Sentí que el destino me había preparado para algo cuando llegué a este planeta y nunca supe que era, pero creo que finalmente lo comprendí

- ¿A qué te refieres?

- Me encerraré en un capullo de aire con él. La pared del capullo cortará la salida al exterior del vapor y simplemente lo afectará a él y podré estar despierto lo suficiente hasta que despierten todos

Comienzo a generar el capullo de aire pero Mack me detiene.

- Cometí varios errores en el día, unos mucho peores que los otros. Estoy seguro que el destino nos puso en esta situación por algo. No sé cuál sea tu misión, pero sé que sacrificarte no es. Déjame depurar mis pecados. Yo tomaré los riesgos

Mack me empujó y comenzó a formar el capullo.

- Algún día serás un buen líder, dalo por hecho

El capullo comienza a cerrarse.

- Si alguna vez conoces a la familia de los oficiales diles que estoy arrepentido. Y si llegas a conocer a mi familia, no les digas de mis errores, no lo aguantarían. Sólo diles que me sacrifiqué para salvarlos a todos... ambos sabemos cómo va a terminar esto

Mack me guiñó el ojo y el capullo se cerró. Con mis poderes de aire empujé el capullo hasta fuera de la casa y la llevé a la base mientras el efecto de sueño desaparecía. Encerré el capullo en una de las celdas criogénicas y vi como la silueta de Mack y el hombre detrás de la ventosa pared de aire desaparecía debajo del hielo.



Destino. Cruel destino que me traes a este planeta para sufrir hasta hacerme madurar y entender que soy capaz de hacer lo que me proponga. Destino, nefasto camino que me hace coincidir con cuatro desconocidos que me hacen comprender que valgo más de lo que creí y estoy en donde estoy por algo. Destino, tangente en mi vida que me hizo encontrar este diario donde puedo escribir mis anécdotas y pensamientos para descargarme. Destino, bondadoso amigo que me traes a este lugar para convertirme en alguien mejor y lo acepto. Aún estoy a la espera de saber mi razón de ser en este planeta, pero estoy seguro que será grandioso y cuando llegue el momento no te decepcionaré. No me decepcionaré.



Tadelius cierra el diario, lo guarda en su armario y sale de su habitación para reencontrarse con sus compañeros que ya deben haber despertado.

Personajes

Héroes

  • Tadelius / Tornadus.
  • Mack.

Secundarios

  • Luka.
  • Luis.
  • Estefanía.
  • El equipo.

Villanos

  • Hombre dormido.

Curiosidades

  • Es el primer episodio de Ben 10 narrado en primera persona.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.